Uncategorized

COVID19-Exlcusión

Miercoles 8 de Marzo 2020

Hoy, todxs esperamos que lxs demás personas se encuentren bien, con buena salud y en compañía de sus mas queridxs en estos tiempos difíciles.

Pero, se sabe que para muchxs personas esto será casi imposible, ya que desde hace mas de un mes empezó a cambiar la situación en este país con el nuevo brote de coronavirus de 2019 (COVID-19). El impacto de esta pandemia esta, y seguirá, afectando, de una manera mas aguda, a millones de inmigrantes indocumentados en este país.

Muchos de ellxs despedidxs. Otrxs, que son determinados trabadorxs esenciales siguen laborando y expuestos a la infección sin ninguna prestación por trabajo peligroso, como es el caso de lxs trabajadorxs agrícolas. No olvidemos que, para lxs trabajadorxs del campo, igual que a la mayoría de trabajadorxs indocumentados, no hay seguro de retiro que los ampare si es que llagaran a enfermarse de tal grado que no pudieran seguir trabajando, tuvieran que jubilarse, o peor, perdieran la vida.

Además de los despedidos también continúan las acciones policiacas anti-inmigrantes por I.C.E. y por lo tanto se ha generado un temor real dentro de estas comunidades de seguir las órdenes tipo toque de queda o de “quedarse en casa”, “no ir a ningún lado” y “no juntarse en grupos pública o privadamente”, etc.

Ahora, con expectativas de una taza de desempleo que superara el 30% en el segundo trimestre del año[1], otros pronostican entre el 10.5% and 40.6%, el problema económico para todxs se empeorará. Algunos le ponen toda la confianza a que la economía regrese a niveles mas aceptables con la eliminación de negocios que ya se encontraban en una situación de competitividad débil, el incremento de valorización de corporaciones e inversionista de acciones que pudieron tomar ventaja de la pandemia y una tremenda inserción de recursos a la economía por parte del gobierno.

Algunos trabajadorxs tendrán la habilidad de superar este estado de emergencia con cinturón no tan apretado. Pero no todxs. Ya que la mayoría de lxs trabajadorxs sin documentos no califican para el seguro de desempleo. Y hasta el momento, el estado de Washington no a procurado un programa que pudiera dar solución a este problema de miles de trabajadorxs y sus familias.

Al mismo tiempo, esta pandemia este exponiendo la inhabilidad del sistema de atender las mas básicas necesidades de lxs trabajadorxs y sus familias. La salud, la vivienda, el alimento, y el empleo siempre han sido precario para mucha de nuestra comunidad, especialmente para lxs que no tienen un estatus migratorio o seguro social. Esa inseguridad económica y social ahora se incrementa.

Una evaluación de la taza de infección de China y Estados Unidos, en comparación del tamaño de la población total, nos indica que para China (población con mas de 1.439 mil-millones de habitantes) esa tasa era de 0.006 porciento cual para los EE.UU. (población con mas de 331 millones de habitantes)  es 0.12 por ciento[2], y esto solamente toma en cuenta los casos detectados, porque hay una falta de equipo y lugares para hacer pruebas para el COVID-19. En algunos casos no se detecta porque unos infectadxs no sufren síntomas o son tan leves que no se confirman con pruebas si están infectados o no. En esta grafica vemos que en la mayoría de países con mejores sistemas de salud social han tenido mejores resultados que los EEUU. 

Obviamente en algunos países se dieron ordenes fuertes, inclusos unos dirían neofascistas como en la India donde a diario se ve como policías y guardias golpean a gente en la calle, aunque en muchos casos no tengan donde ir o albergarse.

La actuación del estado con su restricción de movimiento y el ineficiente y paralizado sistema de salud también limita la acción organizadora de los grupos marginales más propensos a sucumbir ante la crisis pandémica. Si las familias y comunidades inmigrantes no pueden fortalecer sus lazos de cooperación y resistencia colectiva ¿cómo podrán sobrevivir? Aquí es donde entra la acción de las organizaciones comunitarias para construir redes de las bases no solamente para ingeniárselas en como proteger la salud y la seguridad de la comunidad, sino también como enfrentar el golpe económico, los límites de los recursos y los artículos para la sobrevivencia, las alternativas a las políticas y programas de salud deficientes e inequitativos, como enfrentar a los patrones explotadores que presionan para que sus trabajadorxs aguanten la violación a sus derechos laborales o opten irse a la calle al desempleo, a lxs renteros voraces y los desalojos, a lxs comerciantes que ahora lucran con la angustiosa necesidad, etc.

Aún de seguir las recomendaciones de las instituciones de salud, estas parecieran más bien enfocadas a un sector de la población económicamente bien con un poder de compra (para abastecerse exageradamente de los artículos esenciales para sobrevivir cualquier calamidad, provocando escasez e insuficiencia de dichas mercancías, como la comida y las de higiene personal y de la familia”) y que es un sector que además tiene acceso a apoyos económicos y a programas de salud públicos y privados (aunque sean muy deficientes), para cumplirlas para protegerse de los contagios. Una parte de la comunidad inmigrante no goza de este privilegio.

El problema se agudiza aun mas al ver que la mayoría de las prestaciones y programas de asistencia durante la pandemia del coronavirus COVID-19, como la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus (CARES)[3], no serán accesibles para lxs trabajadorxs indocumentados o informales, como lxs jornalerxs y trabajadorxs domesticxs. Esta política de apartheid profundizará a familias de nuestras comunidades que siguen sobreviviendo sin documentos aun mas en la miseria y marginalización. Estamos hablando de mas de 11 millones de personas en el país entero. 

Es importante decir que no se esta pidiendo limosna. Se esta pidiendo lo que es justo. 

En 2018, inmigrantes indocumentados contribuyeron $20.1 mil-millones de dólares de impuestos al gobierno federal, y $11.4 mil-millones al nivel estatal[4]. Aquí en el estado de Washington se pago aproximadamente $277.4 millones de dólares en impuestos (2016), pero al nivel federal se contribuyo $13 mil-millones al programa de Seguro Social y $3 mil-millones al programa de Medicaid[5]. Ambos programas que excluyen a lxs trabajadorxs indocumentados, y cual ahora es uno de las armas de la Carga Publica[6] en contra del trabajadxr inmigrante que aun mantiene su esperanza de ajustar su estatus migratorio en el futuro. Al parecer, estas cifras han eludido la atención de lxs representantes que con golpes de pecho lamentaban no haber incluido a mucha de nuestra comunidad en estos programas de emergencia. Ni siquiera les conmovió que muchos de lxs que son parte de familias con estatus migratorio mixto son ciudadanos.

Lo mismo esta sucediendo aquí en nuestro estado de Washington. La mayoría de las personas sin documentos que han sido despedidxs de sus trabajos, no han podido regresar, o se les paga en efectivo sin que se les reportara impuestos o contribución a otros programas de asistencia en caso de enfermedad, no tendrán apoyo económico de desempleo por la pandemia, aunque existen algunos programas que le pudieran ayudar[7]. Aun así, estos programas son mínimos y las mayores necesidades siguen sin atención. Ni hablar del miedo y incertidumbre, cual la combinación de la nueva regla de Carga Publica, la pandemia, y la falta de protección al inmigrante sin estatus migratorio están generando de manera creciente. La ansiedad reina.  

Los programas de asistencia de vivienda son escasos, y en su mayoría se concentran en la ciudad de Seattle. En algunas instancias estas asistencias han estado experimentando previamente una situación difícil por el crecimiento de numero de personas que se han quedado sin vivienda, o que se han tenido que mover de sus hogares por el desplazamiento causado por varios factores. Por ejemplo, la especulación de bienes-y-raíces, el crecimiento de la industria tecnológica e informática, cuyas corporaciones pagan un porcentaje menos en impuestos de sus ganancias que cualquier familia de bajos ingresos de este estado. 

Para agregar a este punto, aquí en el estado de Washington, uno de los estados con el sistema tributario mas regresivo del país, las personas con ingresos familiares de $545.9 mil dólares o mas al año contribuyen el 3% de sus ingresos a los impuestos, mientras una familia que gana menos de $24 mil dólares al año contribuyen el 17.8% de sus ingresos[8]. Esto apunta a la gran necesidad de reestructurar el sistema de impuestos para poder responder a las necesidades que se están evidenciando, como la necesidad de un sistema de seguro de empleo y retiro para lxs que no califican para los programas en vigencia. Pero también para evitar recortes a programas esenciales, como los que se acaban de recortar aquí en el estado[9], no solamente para lxs inmigrantes, pero también para el bien estar y salud de lxs trabajadorxs de bajos ingresos, nativos americanxs, afro-americanxs y comunidades de color.

Esta pandemia se intercala con una economía que se encontraba, en el mejor de los casos, estancada desde la Gran Recesión del 2008-2009[10] y bajo tensión con las políticas comerciales – como la guerra comercial con China[11] – y políticas a favor de lxs mas ricos de este país[12]. A esto se le agregaría, muchas otras variables, como la guerra petrolera desatada por Rusia y la Arabia Saudita[13].  Aun así, es importante recordar que lo que se esta evidenciando con esta pandemia del coronavirus COVID-19 va mas allá de solamente un termino presidencial, o dos.

Es parte de todo un conjunto de políticas que se han estado dando desde finales de los 60’s-comienzo de los 70’s y de las cuales ambos partidos han tenido responsabilidad. No solamente son responsables Ronald Reagan[14] y los republicanos. Bill Clinton[15] fue el que dio el tiro de gracia al consumar el proyecto neoliberal bajo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) y la Ley de Responsabilidad Personal y Reconciliación de Oportunidades Laborales (PRWORA). Esta ultima significo el desmantelamiento del sistema de seguridad social cual era mínimo, pero por lo menos le daba un aliento a familias trabajadoras que seguían en la marginalización económica y social, y no excluían totalmente a familias inmigrantes. 

Aun así, la pandemia solo ha servido para dar a luz las fallas de estas políticas económicas y sociales que nos han dejado vulnerables y cual han incrementado la desigualdad. Y esto empeorara al entrar en una recesión de tal grandeza, que incluso economistas ortodoxos[16], los mismos paladines de las políticas neoliberales, se han alarmado – aunque no por los trabajadores, sino para las corporaciones y sus teorías económicas que han y siguen fallando[17].

Repetimos. Lo que exigimos hoy no es caridad.

Los mismos beneficios que se le otorgan a lxs trabajadorxs ciudadanos y con documentos se deberían de ofrecer a todxs sin importar estado migratorio, raza o genero, ya que todxs pagamos impuestos, en muchas situaciones mas que lxs ricos de este país. Tomemos en cuenta que efectivamente se sigue subsidiando a este sistema, con nuestra fuerza de trabajo y ahora con vidas. Tomemos de ejemplo, los 2.4 millones de trabajadorxs agrícolas[18], el 49% de ellos sin documentos[19], los 1.7 millones de trabajadorxs inmigrantes que son médicos y trabajadorxs de salud atendiendo a lxs infectadxs con COVID-19[20] y los 27,000 trabajadorxs de la salud que también son beneficiarios de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA)[21]

De tal forma hacemos un llamado urgente a las organizaciones que se unan con nosotrxs para exigir a lxs representantes Estatales, Demócratas y Republicanos que:

  • Incluir a lxs trabajadorxs sin documentos en el fondo de desempleo de emergencia;

  • Implementar un programa de seguridad de empleo para trabajadorxs que no califican, y en el caso de no tener seguro social, poder obtener y utilizar un numero de identificación de contribuyente del estado;

  • Incluir a las personas indocumentadas en el programa de Apple Health Care, a través de un programa de seguro medico sin restricciones federales y cual no se limita a emergencias;

  • Incrementar los Programas Médicos de Emergencia para Extranjeros del Departamento de Servicios y salud del Estado de Washington (AEM por sus sigilas en inglés);

  • Asistencia de vivienda para personas sin documentos o que no califican para los programas de Seccion-8 y otros cuales son restringidos por requisitos federales;

  • Incrementar los programas de asistencia para la educación de personas sin documentos o que no califiquen por razones de estatus migratorio;

  • Que se restructure el sistema de impuesto del estado para poder solventar los programas y asistencias que todxs lxs trabajadorxs merecen, especialmente lxs que son excluidxs por su estado migratorio;
  • Cierre inmediato del centro de detención privado en Tacoma, y la liberación de todos lxs inmigrantes detenidos;
  • Alto inmediata a la persecución, a la detención, y a las deportaciones sumarias por I.C.E. y USCIS. 

También hacemos un llamado a la solidaridad entre nosotrxs y a la solidaridad de la población “no inmigrantes” con la población inmigrante. La propuesta “sálvese quien pueda” que es en realidad lo que subyace en las acciones del estado y de las instituciones de salud para lidiar con la crisis del coronavirus no solamente empuja a los sectores desprotegidos a un plano de más vulnerabilidad, sino que también crea las condiciones de vulnerabilidad para el resto de la población. Parafraseando el viejo concepto anarcosindicalista de un ataque a un uno es un ataque a todos, pudiéramos ahora decir que…

…un ataque del COVID-19 a unos es un ataque del COVID-19 a todxs.

Todo esto requiere de su participación y apoyo para poder organizarnos y movilizarnos, porque los efectos de esta pandemia duraran mas que la orden de quedarse en casa.

[1] Faria-e-Castro,Miguel. (2020). Back-of-the-Envelope Estimates of Next Quarter’s Unemployment Rate. Federal Reserve Bank of St. Louis. March 24. Fuente:  https://www.stlouisfed.org/on-the-economy/2020/march/back-envelope-estimates-next-quarters-unemployment-rate

[2] Cálculos nuestros utilizando las ultimas cifras reportadas el 8 de abril por John Hopkins University & Medicine. Coronavirus COVID-19 Global Cases by the Center for Systems Science and Engineering (CSSE) at Johns Hopkins University. https://coronavirus.jhu.edu/map.html

[3] CARES Act: Foreign National and Immigrant Eligibility for Paid Leave, Unemployment Benefits, and Stimulus Rebates. National Law Review. Friday, April 3, 2020. https://www.natlawreview.com/article/cares-act-foreign-national-and-immigrant-eligibility-paid-leave-unemployment

[4] Undocumented Immigrants. New American Economy. https://www.newamericaneconomy.org/issues/undocumented-immigrants/#economic-contributors,-not-criminals

[5] The 2017 Annual Report Of The Boards Of Trustees Of The Federal Hospital Insurance And Federal Supplementary Medical Insurance Trust Funds. Washington, D.C., July 13, 2017. https://www.cms.gov/research-statistics-data-and-systems/statistics-trends-and-reports/reportstrustfunds/downloads/tr2017.pdf

[6] Ver La Nueva Regla de Carga Pública. El Comité. Seattle, WA. https://elcomitewa.com/legislacion/

[7] Ver aquí para mas información, bajo el inciso “Empleo”. https://elcomitewa.com/pccovid/

[8] Washington: Who Pays? 6th Edition. Institute on Taxation and economic Policy. October 17, 2018. https://itep.org/washington/

[9] Gov. Inslee signs 2020 supplemental budgets with partial vetoes. Office of Financial Management. https://ofm.wa.gov/about/news/2020/04/govinslee-signs-2020-supplemental-budgets-partial-vetoes

[10] Blecker, Robert A. (2014). Economic stagnation in the United States: underlying causes and global consequences. Brazilian Journal of Political Economy. Rev. Econ. Polit. vol.34 no.4, Oct./Dec. https://doi.org/10.1590/S0101-31572014000400011 

[11] Rosales, Osvaldo. (2019). El conflicto US-China: nueva fase de la globalización. Estudios internacionales (Santiago)51(192), 97-126. https://dx.doi.org/10.5354/0719-3769.2019.52820

[12] Peirón, Francesc. (2019). Los ricos de EE.UU. tributan menos que los trabajadores. La Vanguardia. Octubre 10.

https://www.lavanguardia.com/economia/20191010/47888411781/eeuu-impuestos-ricos-trabajadores-renta-trump.html

[13] Arabia Saudita vs Rusia: la guerra de precios que hundió el valor del petróleo y las bolsas mundiales en medio de la crisis por el coronavirus. BBC News Mundo. 9 marzo 2020. https://www.bbc.com/mundo/noticias-51796524#share-tools

[14] Carpio Aznar, Marina. (2013). Las raíces del neoliberalismo en los Estados Unidos. Treballs Finals de Grau en Història, Facultat de Geografia i Història, Universitat de Barcelona. http://hdl.handle.net/2445/50063

[15] Saxe-Fernandez, John (2004). Tercera via y neoliberalismo. Un analisis critico. Siglo XXI Editores, Mexico. Pp. 184-186.

[16] De Haros, Jose Luis. (2020). Reinhart: “La crisis creada por el coronavirus será la mayor desde la Gran Depresión”. El Economista España. Marzo 30. https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10451625/03/20/Reinhart-La-crisis-creada-por-el-coronavirus-sera-la-mayor-desde-la-Gran-Depresion.html

[17] Pozzi, Sandro. (2013). El estudiante que salvó al mundo de la austeridad. El País. Abril 18. https://elpais.com/economia/2013/04/26/actualidad/1366984629_256082.html

[18] Harrington, James C. (2020). César Chávez Day, coronavirus and workers’ rights. Callers Times. March 30. https://www.caller.com/story/opinion/2020/03/30/cesar-chavez-day-coronavirus-and-workers-rights/2928607001/

[19] Selected Statistics on Farmworkers (2015-16 National Agricultural Worker Survey Data). Farm Workers Justice. https://www.farmworkerjustice.org/sites/default/files/resources/NAWS%20Data%20FactSheet%2005-13-2019%20-%20final.pdf

[20] Bier, David J. (2020). Immigrants Aid America During COVID-19 Crisis. David J. Bier, David. (2020). CATO Institute. March 30. https://www.cato.org/blog/immigrants-aid-america-during-covid-19-crisis

[21] To The Honorable Scott S. Harris Clerk of the Court Supreme Court of the United States. Re: Wolf, et al., v. Batalla Vidalet al., No. 18-589. The Jerome N. Frank Legal Services Organization, Yale Law School. March 27, 2020. https://www.supremecourt.gov/DocketPDF/18/18-589/139241/20200327101941772_2020%2003%2027%20Letter%20to%20Court%20for%2018-589.pdf

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.